jueves, 5 de julio de 2012

"A Roma con amor", de Woody Allen

De paseo por Europa con Woody
 "Soy feliz actuando, podría actuar en todas mis películas. O en ninguna. Cuando era joven era más fácil porque escribía para mí el papel principal. Ahora que estoy viejo, me toca hacer de papá."
"Me gustan las grandes ciudades, y cuando viajo y las recorro termino por enamorarme de ellas”.
"Cuando me baño canto muchísimo y creo que en la ducha sueno bastante bien”.
"Penélope es un regalo del cielo. Uno como artista no puede limitarse a lo técnico, debe decir algo, y Penélope nos dice algo”.
Woody Allen 2012



Para los fanáticos incondicionales del gran Woody y para aquellos que pueden dejar sus prejuicios de lado y entender que Woody Allen tiene la edad y el genio de hacer lo que se le da la real gana, yo recomiendo fuertemente esta película.
Vayan con el ánimo dispuesto a pasarla bien, a viajar por un rato a Roma, la bellísima Roma con sus colores rojizos, su romanticismo y su alegría.


Así como nos llevó a pasear por Londres, por Barcelona y por París, esta vez el director nos mete de cabeza en lo que para él es la "ciudad eterna", la ciudad del amor, donde no es tan importante dar un pequeño traspié, porque la "la vida es bella" y merece la pena animarse a vivirla.


Con momentos inolvidables y desopilantes, como el hallazgo de incluir la historia del cantante amateur y prestarle el cuerpo y la voz del maravilloso tenor Fabio Armiliato; la inclusión de la infartante Penélope Cruz, la más fellinesca  versión de la prostituta de Via Venetto, aún con su forzada pronunciación del italiano; y la divina y carismática Ellen Page ( la deliciosa Juno) que se mete en el bolsillo no solamente al joven arquitecto sino que nos conquista a todos con su fresco desparpajo.También están Benigni y la parejita italiana que ponen un toque de neorrealismo italiano. Claro, todo a lo Woody, por supuesto.


Y a no tomarse demasiado en serio ni esta película ni la vida, así pareciera aconsejarnos este joven anciano sabio que nos contagia las ganas de ser feliz.

5 comentarios:

  1. Película altamente recomendable aunque con altibajos. Es una película vital, sin edad, liviana pero inteligente. Me encantó verla. Cuando uno sale de ver una película de Woody, sale reconfortado. No olvidemos que filmó casi 50 películas. algunas muy profundas, otras en tono de comedia, Manhattan, Interiores, Anny Hall, títulos inolvidables.
    Me sentí y siento totalmente identificado con el cine y la personalidad de Woody. Yo se por que lo digo y no soy el único.

    ResponderEliminar
  2. Coincido, Lili. Y por eso mismo me resulta maravilloso tener al genial Woody como guía turístico :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y mi proxima obra sera a Lili con amor...

      Eliminar
  3. Gracias, Daniel y Eduardo por sus comentarios. ¿Queremos tanto a Woody!

    ResponderEliminar
  4. Dany coincido con vos en tu análisis de la película!!

    ResponderEliminar