domingo, 30 de diciembre de 2012

Un año de Razón del Gusto

Sólo se trata de vivir...


Hace exactamente un año nacía tímidamente Razón del Gusto. Explorando las herramientas de Blogger y utilizando la imagen de Amelie y un seudónimo como escudo protector, me lancé al fascinante mundo de la blogósfera inspirada en blogs que admiro y sigo desde hace tiempo.



Tenía bien claro que estaba inaugurando un espacio para compartir, por eso comuniqué mi iniciativa a mis amigos y contactos. Hasta ahí pensaba que llegaría la recepción. Pero con el pasar de los meses me di cuenta de que mis artículos eran leídos por gente que entraba al blog a través de Google o de otros buscadores.  Y las visitas iban creciendo y del mismo modo mi entusiasmo por seguir compartiendo mis intuiciones, reflexiones, historias y sentimientos sobre los que se edifica ésta que soy. 


Si me hubiera propuesto hace un año escribir 76 entradas sobre arte, cine, literatura, teatro, lugares con magia, canciones, etc., etc., me hubiera parecido una tarea imposible. Sin embargo, cada película, cada exposición, cada obra de teatro, canción o artista que tocaron mi corazón por distintos motivos, produjeron en mí ese raro y hermoso fenómeno : las ganas de escribir, de investigar, de reflexionar.
Gracias a todos los que siguieron algunos o todos los momentos de Razón del Gusto. Los que dejaron sus valiosos comentarios, los que lo intentaron y no pudieron, los que me sorprendieron con sus palabras de aliento.  Y ojalá sigan acompañando este cuaderno de bitácora.
Es fin de año, tiempo de balances, tiempo de barajar y dar de nuevo.Que se cumplan los más íntimos deseos de todos, y sobre todas las cosas, lo más importante es atreverse a desear la felicidad.

domingo, 16 de diciembre de 2012

7 días en La Habana

7 cortos, 7 miradas sobre la ciudad de las utopías





Siete directores, siete días, siete distintas miradas (dos de ellas argentinas) para mostrarnos la exuberancia, los contrastes, el color de una ciudad escapada del más puro realismo mágico. Un todo de más de dos horas que funciona como un viaje a la isla, con todo lo implica viajar: esa especial atención a los detalles, ese asombro por lo nuevo, esa avidez, ese cansancio. Porque quiero dejar aclarado que sostener la misma atención y el mismo interés para las siete películas consecutivas exige mucho compromiso del espectador.





Lunes: Un joven turista norteamericano (Josh Hutcherson) y su chofer, un ingeniero diplomado, que lo interna en la vida "real" de La Habana:

El Yuma, Benicio del Toro

Martes: Emir Kusturica se escapa de los protocolos del Festival de Cine de la Habana para vivir la amistad descontracturada de los más maravillosos músicos locales. La química que se produce entre el famoso director de "Underground" y el trompetista cubano Alexander Abreu logra uno de los mejores momentos del film: 


Jam session, Pablo Trapero


Miércoles: El dilema de una joven cantante cubana tironeada entre el amor y la fidelidad y la tentación de probar suerte en España. Una historia de amor y nostalgia, enhebrada con boleros en la voz de la bella Melvis Estévez:

La tentación de Cecilia, Julio Medem


Jueves: El propio director palestino Elia Suleiman y su mirada absorta que recorre las calles, el malecón,  los famosos bares, mientras espera que el presidente Fidel Castro termine su inagotable discurso, es sin lugar a dudas el corto más bello y más perfecto inserto en el largometraje:

Diary of a Beginner, Elia Suleiman

Viernes: Gapar Noé, en el fragmento más oscuro del film, desvela los ritos afrocubanos que subyacen con fuerza en la isla. El baile sensual de los adolescentes en la playa y el rito de purificación en la jungla nos hacen descender a la más irracional fuerza primitiva que anida en la danza y en la magia.

Ritual, Gapar Noé

Sábado: El único director cubano, Juan Carlos Tabío, recordado por todos por su paradigmática "Fresa y chocolate", nos adentra en un día de una mujer cubana (una psicóloga que da consejos new age por televisión pero que cocina para mantener su hogar). Desde que se despierta al amanecer hasta que se acuesta, la vemos sudar para preparar un pedido de repostería. Este es el fragmento que  pinta por dentro las relaciones de una familia construidas en el amor, la resistencia y por supuesto la carencia que dispara todos los modos posibles de la creatividad y la solidaridad. Con la actuación de Jorge Perugorría y Mirta Ibarra que despliegan intensidad y realismo:

Dulce amargo, Juan Carlos Tabío

Domingo: El director de "Entre los muros" y "Recursos humanos" vuelve a poner el foco en las personas. Martha tiene un sueño, la virgen de Oshun le pide una fiesta y una fuente y todos los vecinos harán posible lo imposible:

La fuente, Laurent Cantet

Con sus autos viejos, sus paredes descascaradas, con su gente morena de sonrisa amplia, con la carencia de pintura, de nafta, de harina, La Habana brilla en una fotografía que le hace honor a su belleza. Hay pocas pantallas y pocos teléfonos. Algunos se tiran al mar. Hay gente a la que le gusta la gente. Gente que ama, que suda, que sufre.
No es una película perfecta pero vale la pena verla, hacer el viaje. Uno sale del cine con el deseo de algún día poder concretar esa visita, ver ese lugar único del mundo con los propios ojos. 
La banda sonora merece una mención aparte. Hilvana las historias y nos la llevamos grabada en nuestros oídos con ganas de volver a escucharla.


miércoles, 12 de diciembre de 2012

Susana Trimarco, la imagen de la dignidad

La rabia es mi vocación




"No derramé una lágrima y el corazón sigue teniendo las mismas fuerzas, que me maten si quieren para hacerme callar. Voy a dar mi vida para que ésto no quede así".
Palabras de Susana Trimarco después del fallo ignominioso del 11 de diciembre de 2012



No te conozco Susana, nunca nos cruzamos en la vida. Sin embargo tu fuerza me traspasa, me une a ese grito en las entrañas que se mantiene contenido dentro de vos para transmitirnos el rostro de la resistencia.
¿De dónde sacás tanta templanza, tanta fuerza, tanta paciencia? ¿Qué se hace con el dolor, con el horror, con la injusticia?
Criaste en estos diez años a tu nieta Sol Micaela desde el día en que Marita te la dejó para hacerse un control médico de rutina. Buscaste a tu hija en los lugares más sórdidos, te disfrazaste de prostituta, hiciste tuya la humillación de las chicas que encontraste y les diste un refugio: la Fundación María de los Ángeles.
Trataron de confundirte, te dieron pistas falsas que alimentaron tu esperanza sedienta, se apagó en el camino tu compañero de la vida, pero nunca te diste por vencida.
Hoy tu imagen nos conmueve a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que queremos justicia, verdad y paz en la Argentina y en el mundo, porque este no es un problema de nuestro país sino de toda la sociedad ciega que no quiere ver que a muchas mujeres las siguen viendo como carne que se vende, carne que se compra, carne que no es persona.

Hoy, Susana, yo me siento tu hija, tu madre, tu hermana. Estoy segura de que tu caso no quedará impune, miro con vos hacia el futuro, llena de rabia, llena de fe.
No estamos igual que hace diez años, no nos desanimemos. Tu lucha incansable hizo visible la realidad vergonzosa de la esclavitud sexual que se arrastra paralela a tantos progresos cívicos y sociales que hoy podemos festejar.
Hoy estamos hablando, debatiendo, reflexionando. Hoy todos tenemos el cuadro de Marita Verón delante de nuesto pecho como un escudo.
Como hoy es uno de esos días en que "no sé qué hacer con palabras deshabitadas", como expresa Fandermole en su "Canto versos", te regalo el canto, una canción que adoro: "Días y flores", de Silvio Rodríguez.
Ojalá yo tampoco nunca me vaya dormir indiferente. Ojalá nunca me contente con mi pedacito de mezquina felicidad, ojalá que siempre la rabia me mantenga alerta, me mantenga viva. Ojalá que la rabia por las causas justas nos mantenga unidos.

 

Días y flores, Silvio Rodríguez


Si me levanto temprano,
fresco y curado,
claro y feliz,
y te digo: «voy al bosque
para aliviarme de ti»,
sabe que dentro tengo un tesoro
que me llega a la raíz.

Si luego vuelvo cargado
con muchas flores
(mucho color)
y te las pongo en la risa,
en la ternura, en la voz,
es que he mojado en flor mi camisa
para teñir su sudor.

Pero si un día me demoro, no te impacientes,
yo volveré más tarde.
Será que a la más profunda alegría
me habrá seguido la rabia ese día,
la rabia simple del hombre silvestre,
la rabia bomba, la rabia de muerte,
la rabia imperio asesino de niños,
la rabia se me ha podrido el cariño,
la rabia madre por dios tengo frío,
la rabia es mío, eso es mío, sólo mío,
la rabia bebo pero no me mojo,
la rabia miedo a perder el manojo,
la rabia hijo zapato de tierra,
la rabia dame o te hago la guerra,
la rabia todo tiene su momento,
la rabia el grito se lo lleva el viento,
la rabia el oro sobre la conciencia,
la rabia —coño— paciencia, paciencia.

La rabia es mi vocación.

Si hay días que vuelvo cansado,
sucio de tiempo,
sin para amor,
es que regreso del mundo,
no del bosque, no del sol.
En esos días,
compañera ponte alma nueva
para mi más bella flor.

 

lunes, 10 de diciembre de 2012

Abstracción y color local en San Telmo

Un nuevo museo en el corazón de San Telmo




Inaugurado el 1 de septiembre de 2012 en el barrio de San Telmo, con el propósito de difundir expresiones artísticas contemporáneas, el MACBA (Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires) se luce con una completísima exposición de Abstracción Geométrica.


A lo largo de 7 plantas y 3 subsuelos, divididos por temas, podemos hacer un apasionante recorrido por las obras de artistas abstractos:  desde Víctor Vasarely y sus ritmos en negro y blanco;  pasando por Cruz- Diez y sus complejas construcciones que generan mezclas cambiantes de tonos según las distintas posiciones desde donde se observan; hasta los artistas geométricos de la época posmoderna, que aluden a la arquitectura y a la industria modernas, y transmiten sus preocupaciones sociales y económicas a través de la abstracción.




A continuación ilustro con algunos de los cuadros más interesantes para mí, pero hay que tener en cuenta que en estos casos la espectacularidad del tamaño, el movimiento cinético o la textura hacen imprescindible una visita al  museo para poder disfrutar de este estallido de color y apreciarlo en todas sus dimensiones.


Marta Minujin- FREAKING ON FLUO- 2010- Técnica mixta sobre lienzo y proyección de video- 240 x 480 cm.

Kazuya Sakai- Homenaje a Korin, serie II Nº 11, 1976- Acrílicos s/tela- 160 x 160 cm


Julio Le Parc- SERIE 26 D-1979-Acrílico sobre tela-171 x 171 

Vale la pena acercarse a este moderno edificio que junto con el Museo de Arte Moderno, forman parte del “Distrito de las Artes”, junto con el barrio de La Boca y parte de Barracas. 
Este espacio crea un centro de interés en un barrio carismático de Buenos Aires que los fines de semana brilla con el colorido de la feria de Antigüedades, las casonas del siglo XIX, las inspiradas vidrieras y los artistas callejeros.















El Museo de Arte Contemporáneo con sus líneas minimalistas, sus paredes de cemento y vidrio, su piso de madera, sus rectas y transparencias contrasta con el bullicio de las calles de empedrado, los objetos abigarrados, los grafittis y las paredes descacaradas del barrio de San Telmo.
Lo nuevo y lo viejo, con todo su poder de sugestión, nos sumergen en un paseo dominguero que puede culminar con una buena cerveza o cafecito en alguno de los simpáticos bares que están alrededor de la Plaza Dorrego.