domingo, 16 de diciembre de 2012

7 días en La Habana

7 cortos, 7 miradas sobre la ciudad de las utopías





Siete directores, siete días, siete distintas miradas (dos de ellas argentinas) para mostrarnos la exuberancia, los contrastes, el color de una ciudad escapada del más puro realismo mágico. Un todo de más de dos horas que funciona como un viaje a la isla, con todo lo implica viajar: esa especial atención a los detalles, ese asombro por lo nuevo, esa avidez, ese cansancio. Porque quiero dejar aclarado que sostener la misma atención y el mismo interés para las siete películas consecutivas exige mucho compromiso del espectador.





Lunes: Un joven turista norteamericano (Josh Hutcherson) y su chofer, un ingeniero diplomado, que lo interna en la vida "real" de La Habana:

El Yuma, Benicio del Toro

Martes: Emir Kusturica se escapa de los protocolos del Festival de Cine de la Habana para vivir la amistad descontracturada de los más maravillosos músicos locales. La química que se produce entre el famoso director de "Underground" y el trompetista cubano Alexander Abreu logra uno de los mejores momentos del film: 


Jam session, Pablo Trapero


Miércoles: El dilema de una joven cantante cubana tironeada entre el amor y la fidelidad y la tentación de probar suerte en España. Una historia de amor y nostalgia, enhebrada con boleros en la voz de la bella Melvis Estévez:

La tentación de Cecilia, Julio Medem


Jueves: El propio director palestino Elia Suleiman y su mirada absorta que recorre las calles, el malecón,  los famosos bares, mientras espera que el presidente Fidel Castro termine su inagotable discurso, es sin lugar a dudas el corto más bello y más perfecto inserto en el largometraje:

Diary of a Beginner, Elia Suleiman

Viernes: Gapar Noé, en el fragmento más oscuro del film, desvela los ritos afrocubanos que subyacen con fuerza en la isla. El baile sensual de los adolescentes en la playa y el rito de purificación en la jungla nos hacen descender a la más irracional fuerza primitiva que anida en la danza y en la magia.

Ritual, Gapar Noé

Sábado: El único director cubano, Juan Carlos Tabío, recordado por todos por su paradigmática "Fresa y chocolate", nos adentra en un día de una mujer cubana (una psicóloga que da consejos new age por televisión pero que cocina para mantener su hogar). Desde que se despierta al amanecer hasta que se acuesta, la vemos sudar para preparar un pedido de repostería. Este es el fragmento que  pinta por dentro las relaciones de una familia construidas en el amor, la resistencia y por supuesto la carencia que dispara todos los modos posibles de la creatividad y la solidaridad. Con la actuación de Jorge Perugorría y Mirta Ibarra que despliegan intensidad y realismo:

Dulce amargo, Juan Carlos Tabío

Domingo: El director de "Entre los muros" y "Recursos humanos" vuelve a poner el foco en las personas. Martha tiene un sueño, la virgen de Oshun le pide una fiesta y una fuente y todos los vecinos harán posible lo imposible:

La fuente, Laurent Cantet

Con sus autos viejos, sus paredes descascaradas, con su gente morena de sonrisa amplia, con la carencia de pintura, de nafta, de harina, La Habana brilla en una fotografía que le hace honor a su belleza. Hay pocas pantallas y pocos teléfonos. Algunos se tiran al mar. Hay gente a la que le gusta la gente. Gente que ama, que suda, que sufre.
No es una película perfecta pero vale la pena verla, hacer el viaje. Uno sale del cine con el deseo de algún día poder concretar esa visita, ver ese lugar único del mundo con los propios ojos. 
La banda sonora merece una mención aparte. Hilvana las historias y nos la llevamos grabada en nuestros oídos con ganas de volver a escucharla.


1 comentario:

  1. Lili:muy de acuerdo con tu comentario,completo e interesante.Berta.

    ResponderEliminar