lunes, 10 de diciembre de 2012

Abstracción y color local en San Telmo

Un nuevo museo en el corazón de San Telmo




Inaugurado el 1 de septiembre de 2012 en el barrio de San Telmo, con el propósito de difundir expresiones artísticas contemporáneas, el MACBA (Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires) se luce con una completísima exposición de Abstracción Geométrica.


A lo largo de 7 plantas y 3 subsuelos, divididos por temas, podemos hacer un apasionante recorrido por las obras de artistas abstractos:  desde Víctor Vasarely y sus ritmos en negro y blanco;  pasando por Cruz- Diez y sus complejas construcciones que generan mezclas cambiantes de tonos según las distintas posiciones desde donde se observan; hasta los artistas geométricos de la época posmoderna, que aluden a la arquitectura y a la industria modernas, y transmiten sus preocupaciones sociales y económicas a través de la abstracción.




A continuación ilustro con algunos de los cuadros más interesantes para mí, pero hay que tener en cuenta que en estos casos la espectacularidad del tamaño, el movimiento cinético o la textura hacen imprescindible una visita al  museo para poder disfrutar de este estallido de color y apreciarlo en todas sus dimensiones.


Marta Minujin- FREAKING ON FLUO- 2010- Técnica mixta sobre lienzo y proyección de video- 240 x 480 cm.

Kazuya Sakai- Homenaje a Korin, serie II Nº 11, 1976- Acrílicos s/tela- 160 x 160 cm


Julio Le Parc- SERIE 26 D-1979-Acrílico sobre tela-171 x 171 

Vale la pena acercarse a este moderno edificio que junto con el Museo de Arte Moderno, forman parte del “Distrito de las Artes”, junto con el barrio de La Boca y parte de Barracas. 
Este espacio crea un centro de interés en un barrio carismático de Buenos Aires que los fines de semana brilla con el colorido de la feria de Antigüedades, las casonas del siglo XIX, las inspiradas vidrieras y los artistas callejeros.















El Museo de Arte Contemporáneo con sus líneas minimalistas, sus paredes de cemento y vidrio, su piso de madera, sus rectas y transparencias contrasta con el bullicio de las calles de empedrado, los objetos abigarrados, los grafittis y las paredes descacaradas del barrio de San Telmo.
Lo nuevo y lo viejo, con todo su poder de sugestión, nos sumergen en un paseo dominguero que puede culminar con una buena cerveza o cafecito en alguno de los simpáticos bares que están alrededor de la Plaza Dorrego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario