sábado, 20 de julio de 2013

Diario de viaje: Cartagena de Indias I

Plaza San Pedro Claver


Como esta vez no sé por dónde empezar porque todavía tengo en la retina los colores de esta ciudad mágica, empezaré por el principio.
En esta plaza y en estas preciosas esculturas de hierro y chapa se detuvo mi cámara. Allí están representados los cartageneros que aman su ciudad y la viven, callejeando, con sus carritos de frutas, con las casas de puertas abiertas, jugando a las cartas o al ajedrez en las plazas con sombra. Allí están también las palenqueras con sus atuendos coloridos y sus fuentes de frutas.
Así sin ton ni son, las fotos de esa primera mañana en Cartagena que nos recibió con un diluvio a lo Gabo y tuvimos que bajar del avión con un paraguas. Es así como se los cuento y no es realismo mágico, o sí?















2 comentarios:

  1. Dijiste que cuando llegáramos a la Argentina, todo iba a parecer un sueño y no te equivocaste...
    Pasamos de más de 30 grados a sólo 3 de temperatura en unas horas a contemplar nuestro jardín sin una flor pero bellísimo en este invierno.
    Cartagena es maravillosa y mi próxima lectura será el amor y otros demonios de GM para seguir viajando por el pasado..

    ResponderEliminar
  2. Sí, Dani! De a poquito voy a ir hilvando esos pedacitos de sueño para que no se nos escape.
    Y a leer o releer "Del amor y otros demonios", sí!

    ResponderEliminar