lunes, 1 de febrero de 2016

Diario de viaje: Venecia I

Máscaras venecianas


Llegar a Venecia un domingo de carnaval es entrar a un mundo de maravillas. Por más que creía que sabía lo que me iba a encontrar, esta ciudad escenográfica me deslumbró con su desfile de máscaras que aparecen por todos lados.

En Venecia, dan ganas de ponerse un antifaz para ser por un rato Colombina, el doctor de la peste, o por qué no, una dama o caballero del siglo XVIII paseándose por la plaza San Marcos como si fueran los dueños de los imponentes palazzos de alrededor.

Divertido, colorido, misterioso... hermoso e inigualable es el Carnaval de Venecia.

A continuación las fotos que saqué con mi camarita Lumix jugando a ser la gran fotógrafa... Los enmascarados se pasean con parsimonia y disfrutan ser objeto de los halagos y fotografías de todos los encantados curiosos. Mi timidez irredimible, sin embargo, prefiere las fotos robadas, estas que pude captar por aquí y por allá.

¡Acá va la primera entrada del Diario de viaje, destino Venecia!
















"Usar las máscaras ha sido  un modo de sentirse distintos, una transgresión a la regla durante siglos en Venecia, una sociedad en la que existían las barreras sociales.
 En cambio el rostro ambiguo de las máscaras representó la única alternativa permitida por la ley para ser iguales."

Este mural en la pared de atrás de una tienda de trajes de carnaval expresa de manera sintética  el misterioso efecto de esta fiesta, que no es comparsa, ni samba, ni tambores, ni murga. Tampoco pomos y espuma para burlar al desprevenido; el carnaval de Venecia transcurre en las calles.
Toda la ciudad con sus callecitas es el escenario por el que aparecen las máscaras solas, de a dos, de a tres, de a seis... Desde su anonimato posan gustosas para los desconocidos fotógrafos en un acto supremo de narcisismo. Acá estoy, mírenme, ámenme... Detrás de la máscara no sabemos si hay una joven o una vieja mujer, o un varón... 

Género, color, edad desaparecen detrás de la imagen atemporal de la belleza.































12 comentarios:

  1. ¡Qué belleza tan grande! Gracias por compartir estas imágenes únicas. ¡Beso! Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Armé esta entrada en especial pensando en vos y te iba a etiquetar cuando vi tu "me gusta". Abrazos.

      Eliminar
  2. gracias por compartir! maravillosas tomas !!

    ResponderEliminar
  3. No me atraen los mega shows de carnaval como el de Río y su sambódromo o el nuestro en Gualeguaychú; en cambio, el carnaval de Venecia siempre tuvo para mí un encanto especial, por su belleza y su misterio. Si ver las fotos es impactante, no puedo imaginar lo que se sentirá estar ahí... no deben alcanzar los ojos para abarcar tanta belleza! Lo que desconozco es en qué consiste el evento: hay algún desfile, presentación, baile de máscaras?... Y gracias por las imágenes de tu Lumix, siempre emociona más el registro personal que las fotos perfectas de promoción.

    Un abrazo, "mascarita"!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me atrae el carnaval de Río, sí las llamadas de Uruguay y la murga me parece que tiene una fuerza popular tremenda.
      Por los días que estoy acá voy viendo que en la Plaza San Marcos todos los días hay un desfile y concurso muy tranqui de máscaras. Sin música, sin estridencias.
      Lo hermoso es que la gente viene con todo preparada, o alquila sus trajes y sale a caminar para que la gente la admire. Entran así a los museos, a los restaurantes. Desde la mañana hasta la noche se ven estos personajes salidos de los puentes y las callecitas, en las plazas. ¡Es maravilloso!
      Amplié la entrada con más fotos... y un poco más de texto. Besos, Betina.

      Eliminar
    2. Gracias por los nuevos datos y fotos! (cuando entré creí que yo me había salteado la información, qué paparula, pensé :-)

      Eliminar
    3. De nada Betina, sigo averiguando y por supuesto que hay fiestas privadas, grandes cenas y bailes que transcurren no sé donde. Conciertos en las iglesis, músicos callejeros, y las máscaras que aparecen de la nada, pavonéandose como pavos reales y deteniéndose para que les hagas el honor de sacarles una foto.

      Eliminar
  4. Fascinante, Lili... gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Caro!Trataré de subir más fotos de Venecia.

      Eliminar