martes, 27 de junio de 2017

Hacela corta, Beckett, de Rubén Pires

Destilado del mejor Beckett en Buenos Aires


“No, no me arrepiento de nada, lo único que me fastidia es haber nacido, es tan largo, morir, siempre lo he dicho, tan cansador a la larga”. Samuel Beckett, Apuntes 1957

Va y Viene”, Celeste García Satur, Jessica Schultz y Marina Tamar

Por más que intentemos asirla, la voz de Beckett siempre se escabulle. Ese teatro que es palabra, silencio, corporalidad. Absurdo lógico. Humor trágico. 

Rubén Pires, en la escena porteña, se ha enamorado de esa voz y conjura al genio en espectáculos deliciosos, que son una oportunidad invalorable para el lector de Beckett de ver cómo suena esa voz encarnada. Y, sobretodo, dentro de la cartelera del teatro independiente, esta es una puerta al universo beckettiano para el espectador neófito que podrá asomarse al ABC de una de las poéticas más orginales y personales del siglo XX. 

Seis piezas breves, seis pequeñas joyas literarias que giran alrededor de los grandes temas del irlandés: la muerte, la memoria, la soledad humana, el vacío de la existencia, el pasado, la locura. Un río de voces que flotan en la oscuridad, ecos de ecos en un vacío oscuro. 

Como un fino mecanismo de relojería cada actor aporta su impecable actuación con una solidez y experiencia admirables. Destaco especialmente el trabajo estremecedor de Jessica Schultz en "La mecedora" y en la escalofriante "Las pisadas", que me llevó al recuerdo imborrable de Bette Davis en What Ever Happened to Baby Jane?

La iluminación, el maquillaje y el diseño de pelucas también aportan el toque necesario para reconocer al instante el inconfundible mundo de Samuel Beckett.

Una cita con el mejor teatro, en El Tinglado, Mario Bravo 948, CABA, todos los martes a las 20.45 en punto. A no perdérsela.
El escritor y dramaturgo, Samuel Beckett.CORDON PRESS




Funciones: Martes, a las 20.45 hs. en El Tinglado, Mario Bravo 948.-

Entrada $300.- (Est. y Jub $190.-) 


“Este trabajo con el material de Samuel Beckett comenzó hace cuatro años atrás, cuando me sentí absolutamente capturado por su universo y empecé a llevar al teatro la belleza profunda, irónica y poética de su obra, junto con la historia tan particular de él, en tanto personaje. Luego de montar “Esperando a Godot” continuamos con “Beckett vs Beckett”, junto con “Beckett y el mundo de las abejas” (a partir de la novela del francés Martin Page, sobre la vida del artista). En esta nueva propuesta, nos propusimos junto con Hugo Halbrich, trabajar en las versiones con seis de sus obras breves; y se sumó como, supervisor de dramaturgia, Lucas Margarit (Investigador de Beckett y titular de la cátedra de Literatura Inglesa de la UBA). La selección de las obras cortas, no tan representadas, tiene como objetivo que el espectador habite, en un lapso de 65 minutos, diversas aristas del universo Beckettiano. Para la puesta en escena, elegimos una teatralidad manifiesta poniendo a la vista los hilos de la misma, con el fin de transitar una construcción conjunta entre los actores y el público. Pusimos principal énfasis en la musicalidad de la palabra para llegar al “tempo” de cada personaje. La indagación sobre la composición poética del texto nos llevó a una partitura actoral de un realismo atroz. Nos interesa más que lo que se dice, qué pasa cuando se dice eso que se dice. Ante el cambio de paradigmas que nos acarrea la posmodernidad, el universo de Beckett se despliega estéril, seco, polvoriento, burlón y brutalmente irónico sobre nuestra forma de transitar la existencia. En estas obras se ve la erosión del lenguaje, la búsqueda de la desecación y de la sustracción del mismo. El desafío entonces consistió en cómo encarar esa estructura teatral, donde los personajes no tienen pasado, ni memoria, ni existe la peripecia aristotélica. El teatro en estado puro. Provocar un ámbito en el cual la conversación sea el irónico campo de batalla donde transcurre la existencia. Hablo, luego existo. Estamos ante un autor que desconfía de lo que las palabras tienen por decir como denotadoras de la realidad y nos invita a otras vías para develar lo que está detrás de ellas. Nos propusimos responder a la invitación con un procedimiento semejante: poner en escena al material desde lo enigmático y profundo de un lenguaje entrecruzado con él mismo y con el mundo, y que solo da indicios de sus secretos”, declara Rubén Pires



Ficha Técnica: 

Autor: Samuel Beckett, con traducción y adaptación de Rubén Pires y Hugo Halbrich (supervisión Lucas Margarit) 
Obras e Interpretes: “La mecedora”, con Jessica Schultz; “Monólogo”, con Gerardo Baamonde; “Va y Viene”, con Celeste García Satur, Jessica Schultz y Marina Tamar; “Ohio Impromptu”, con Eduardo Lamoglia y Gerardo Baamonde; “Pisadas”, con Jessica Schultz y Celeste G. Satur y “Play”, con Carlo Argento, Marina Tamar y Celeste García Satur.
Vestuario: Juan Micheli
Escenografía: Pablo Graziano
Diseño de Pelucas: Miriam Manelli
Diseño de Maquillaje: Analía Arcas
Dirección: Rubén Pires

Prensa: Silvina Pizarro // Tels.: 66983515 // 1550448132 // info@silvinapizarro.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario